Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

DATOS DEL CENTRO O PROFESIONAL:
Domicilio:C/ Doctor García Torres  Nº:   —   Piso.:  1c               CP:   28609
Población:  Sevilla la Nueva    Provincia: Madrid                      País: España
Nombre del Profesiona:l José Antonio García Rubio
Especialista en:  Microscopio de campo oscuro. Biomagnetismo y Bioenergética. Terapeuta del método Shec (Psicoterapia-Sincronización de Hemisferios Cerebrales y estimulación de ondas cerebrales) Terapeuta floral, conocimiento en dietética y nutrición. Curación por Sistema Nervioso y Tratamientos Holísticos. Actualmente en pleno desarrollo de formación para terapeutas en Biomagnetismo. 
______________________________________________________________________________________________________________________________

DATOS DEL PACIENTE: Nombre:  José Antonio García Rubio  (Él mismo).                   Edad: 31

INFORMACIÓN:
Hola Mario, te voy a contar mi experiencia con la Acupiramide N7 con  el rectángulo como soporte y dos antenas.
Antes de entrar en la Acupiramide me sentía un poco congestionado y con dolor de cabeza en la parte derecha.
Me introduje sentado mirando hacia el norte, y a los pocos minutos ya empecé a sentir por todo mi cuerpo circular la energía. En la  parte derecha de mi cabeza empiezo a sentir presión, que es donde me duele. Hay algo diferente con este soporte, porque empiezo a notar por mi cabeza como un  estiramiento de pelo, como si me estiraran con hilos de mi cabeza, está sensación para nada es mala. Si no, como sensación de despejarme, hay algo curioso porque en mi pecho noto como se va cargando y voy sintiendo como el timo se activa según pasa el tiempo, cada vez más intenso.

Alrededor de más de media hora mi cabeza sigue con esa presión pero con sensación de libertad, por otro lado me voy sintiendo con ganas de hacer cosas y se despierta una actitud positiva y una sonrisa. Me siento alegre y con ganas de reír. Que en ese sentido me hace gracia. Creo que el rectángulo despierta en la persona un estado de alegría y bienestar.

Cuando terminé de la sesión por más de cuarenta minutos, me encuentro más relajado y casi sin dolor en la parte derecha de mi cabeza, y con una sonrisa.
José Antonio García. Terapeuta.

 

Pin It on Pinterest