Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

 Alzheimer y tratamiento no farmacológico (TNF).

La terapia sin fármacos retrasa el alzhéimer hasta un año.
El uso de algunos tratamientos no farmacológicos (TNF) contra el alzhéimer puede retrasar el desarrollo de sus síntomas hasta un año, según los resultados de una investigación internacional. Fuente: Público 13/09/2010

El trabajo, coordinado por la Fundación Maria Wolf, demuestra los beneficios de estas terapias, lo que las hace susceptibles de ser prescritas por los médicos. “Actualmente no se prevé el desarrollo de una cura efectiva contra el alzhéimer a largo plazo, lo que enfatiza la importancia de este tipo de tratamientos”, explicó el neurólogo de la Fundación Jordi Peña-Casanova.
Las TNF se refieren a “tratamientos sin intervención química, cuyos beneficios pueden ser demostrables científicamente y replicables en todos los pacientes”, explica el neurólogo Rubén Muñiz. Los investigadores analizaron 1.313 estudios y concluyeron que las TNF tienen un abanico muy amplio de efectos clínicos positivos.

De entre las 21 TNF válidas para el equipo, el estudio destaca el uso de las intervenciones multicompetente, que consisten es estimular varias partes del cerebro y del cuerpo de forma conjunta. Una parte de este tratamiento incluye la estimulación cognitiva basada en recordar la vida pasada y ejecutar problemas de cálculo y lenguaje. También hace referencia a la actividad física con ejercicios respiratorios, musculares y de equilibrio. “La combinación de estos tratamientos resulta más efectiva”, Explica Muñiz.

Los efectos demostrables de las TNF “validan sus beneficios, lo que estimula a la generalización de su prescripción médica”, asegura Muñiz. Si las TNF se aceptan como tratamiento contra el alzhéimer, “se podrá exigir a la administración pública que invierta en más centros de día para que los enfermos puedan recibir estas terapias”, alega el presidente de la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzhéimer, Emilio Marmaneu.

http://www.publico.es Autora: Marta del Amo

¿Podría conseguirlo la Acupirámide Bioenergética?

Si algún profesional o Asociación, está interesada en probar nuestra “Cabina Piramidal” (Acupirámide Bioenergética) como una terapia sin fármacos (TNF) y ver si tiene buenos efectos en retrasar o combatir el Alzhéimer, estoy dispuesto a dejar los instrumentales necesarios que tenemos si se aplican como tratamientos no farmacológicos y se hace un seguimiento médico aportando luego el resultado. También se puede extender a la demencia senil y Parkinson.

Por mis teorías, yo entiendo que es muy posible que beneficie a las personas que lo padecen y se le aplique este campo energético.

¿Por qué no probar? Se perdería muy poco y si funciona, se ganaría muy mucho.

Pin It on Pinterest