Seleccionar página

Analítica celular realizada por el Terapeuta: D. José García Rubio.

Antes de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

Antes de un tratamiento con la Acupirámide Bioenergética y la antena captadora A30, se observa con 400 aumentos visto por el microscopio de campo oscuro. Células en forma de pila de fichas. Nos habla de trastornos intestinales, mala circulación sanguínea y un pH ácido. Se ha perdido la carga que los separan.

Antes de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

En esta imagen observamos con más de 1000 aumentos visto por el microscopio de campo oscuro. Hay células fantasmas, estas nos dicen que tiene un problema de vitamina B12, de hierro y ácido fólico. Seguimos observando pila de fichas, indican que hay una mala circulación sanguínea.

Antes de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.
Observamos por el cuadro sanguíneo ácido úrico. Las células no tienen su energía negativa, por lo tanto no se repelen, por eso  están pegadas.

Antes de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

Seguimos observando antes de la sesión poca capacidad de oxigenación sanguínea. Observamos fibrina que nos habla de una congestión hepática.

Antes de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

Se observa una placa de simplasto. Es muy desfavorable verla en sangre. Lo podemos asociar a trastornos circulatorios, metales pesados y hongos.

Después de la sesión de 40 minutos dentro de la Acupirámide Mod. 7N con un A-30


 Después de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30. (Comparar con la antes 1)
Se observa con 400 aumentos visto por el microscopio de campo oscuro. Nos llama mucho la atención la capacidad de recuperación que ha obtenido el sistema inmunológico.

 Después de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30. (Comparar con la última del antes).

Observamos a más de 1000 aumentos las células con muy buena estructura. Donde veíamos en la anterior foto del simplasto, aquí lo vemos reducido casi, a menos de la mitad. Los Glóbulos rojos han recibido una carga y se repelen, con esto se mejora mucho la circulación sanguínea aportando oxígeno por todo el organismo.

 Después de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

Queremos resaltar que utilizando la antena A30 ¡Como se activa el mecanismo de defensa en nuestro organismo! La célula que se observa en forma de herradura es un neutrófilo con gran capacidad de defensa y gran movilidad. Seguimos observando el cuadro sanguíneo y vemos cómo ha cambiado totalmente nuestro pH. Ha desaparecido la acidez tan negativa para
el organismo y campo abonado para aparezcan enfermedades.

 Después de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

Seguimos resaltando cómo está nuestro sistema inmunológico viendo neutrófilos (defensas).

 Después de la sesión de Acupirámide 7N con la A-30.

No observamos nada de ácido úrico ni de congestión hepática o fibrina. El cambio es notorio en tan solo 40 minutos.

Pin It on Pinterest