Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Con el siguiente experimento se trata de comprobar si la Acupirámide bioenergética tiene alguna influencia sobre las funciones bioenergéticas en el cuerpo humano. Para ello se monitorizará la temperatura en un usuario de la Acupirámide.

MARCO TEÓRICO:
De acuerdo con la primera ley de la termodinámica, la energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma, puede interconvertirse de una forma a otra. Por ejemplo, en los músculos y los nervios la energía potencial química almacenada en los enlaces covalentes es transformada, respectivamente en energía cinética y eléctrica. En todas las células la energía potencial química, liberada por ruptura de determinados enlaces químicos se utiliza para generar energía potencial bajo la forma de gradientes de concentración y de potencial eléctrico. De modo similar, la energía almacenada en los gradientes de concentración química o los gradientes e potencial eléctrico se utiliza para sintetizar enlaces químicos o para transportar otras moléculas contra la corriente, contra un gradiente de concentración.
El primer principio de la termodinámica suele expresarse de forma cuantitativa mediante la ecuación: U=q-w
Si la energía se conserva, el aumento de la energía interna del sistema, U, debe ser igual al calor absorbido por el sistema, q, menos el trabajo realizado por el sistema, w.
Queda así claro que el calor, lo mismo que el trabajo, no son entidades o fluidos materiales, sino formas de transferencia de energía. El trabajo es energía transmitida mediante una conexión mecánica entre un sistema y sus alrededores, mientras que el calor es energía transmitida a causa de una diferencia de temperatura entre un sistema y sus alrededores.
El calor absorbido por el sistema tendrá en la fórmula un signo positivo, mientras que el calor cedido tendrá un signo negativo.
Por el contrario, con el trabajo se siguen criterios opuestos: El trabajo realizado por el sistema se considera positivo mientras que el trabajo comunicado al sistema, es decir, realizado desde fuera, se considera negativo.
La conservación de la energía, junto a la conservación de la masa, enunciada ésta unos ciento cincuenta años antes por Lavoisier, han constituido dos leyes generales e independientes hasta que se desarrolló la teoría de la relatividad y se demostró que, a su vez, masa y energía pueden convertirse una en otra, de acuerdo con la conocida ecuación de Einstein: E=mc2
Con la que ambas leyes quedan reducidas a una sola, la ley de conservación de la materia. No obstante, en las reacciones químicas ordinarias, la energía que se absorbe o se desprende, normalmente en forma de calor, equivale a un cambio de masa tan pequeño que no puede apreciarse. En estas condiciones, las dos leyes de conservación de la masa y de la energía pueden considerarse independientes y se pueda aplicar esta última a las transformaciones energéticas que tienen lugar en los procesos químicos.
En una reacción química, la diferencia de energía entre reactivos y productos se puede transformar parte en calor y parte en trabajo, como el de expansión de los gases, por ejemplo.
La energía interna de una molécula depende de las posiciones relativas de los electrones y núcleos de los diversos átomos que la componen. Cuando dos moléculas reaccionan para formar una tercera, los átomos se reagrupan y cambian las posiciones relativas de los electrones y de los núcleos, por lo que la energía interna delos productos difiere, en general, de la de los reactivos.

PROCEDIMIENTO:
Para tratar de demostrar o aproximar los fundamentos de la Acupirámide Bioenergética sobre el cuerpo humano mediante la primera ley de la termodinámica, se introduce un voluntario en la Acupirámide durante 15 minutos. Se tomará la temperatura del voluntario cada 3 minutos, partiendo de una temperatura base, y se evaluarán los resultados obtenidos.
El experimento se realizará por duplicado en dos días distintos, a la misma hora, y tratando de reproducir lo más exactamente posible las condiciones de actividad y alimentación del voluntario.
Se parte de la hipótesis que la Acupirámide bioenergética creo o reorganiza un campo energético que influye sobre reacciones metabólicas del cuerpo humano. De acuerdo con el primer principio de la termodinámica, la realización de un trabajo por parte del sistema, es decir del cuerpo humano, se traducirá en un aumento de la temperatura corporal. Este trabajo puede ser debido a reacciones químicas celulares.
El paciente es un varón, de 14 años, sano. Se introduce en la Acupirámide y permanece quieto y sentado durante toda la sesión.
Los resultados obtenidos son los siguientes:

Acupiramide_Termodinamica_1

Durante la primera sesión el paciente experimentó una sensación de sueño.

Acupiramide_Termodinamica_2

RESULTADOS:
Durante el primer día se parte de una temperatura basal de 36,3º. La temperatura disminuye hasta alcanzar un mínimo. Posteriormente aumenta hasta un máximo y vuelve a disminuir hasta una temperatura más baja de la basal.
Durante el segundo día se parte de una temperatura basal de 35,1º. Posteriormente va aumentando hasta alcanzar un máximo y se mantiene estable hasta el final del experimento.
En ambos casos se ha experimentado variaciones de temperatura. En el primer día ocurrieron fluctuaciones hasta alcanzar la temperatura final. Falta por determinar qué hubiera sucedido de seguir el experimento, si se hubiese mantenido estable o si hubiesen seguido las fluctuaciones. En el segundo día se alcanza una temperatura máxima y a partir de entonces se mantiene estable.

CONCLUSIONES:
Como todo cuerpo con temperatura mayor que 0K, los seres vivos irradian calor al ambiente por medio de ondas electromagnéticas. Las fluctuaciones de temperatura no ocurren en un rango amplio debido a los mecanismos de termorregulación del cuerpo humano.
Puede haber dos explicaciones a las fluctuaciones de calor del voluntario:
1.- Si el ambiente que rodea al paciente está más caliente, el cuerpo tiende a subir de temperatura. El hipotálamo es el encargado de la termorregulación del cuerpo humano para que éste no sufra un sobrecalentamiento, mediante mecanismos como la transpiración, por ejemplo.
El ambiente que rodeaba al paciente se encontraba a una temperatura inferior, en torno a unos 20ºC, con lo que la tendencia natural de un cuerpo en reposo sería la pérdida de calor. Esta ligera pérdida puede corresponderse con la gráfica del primer día, donde se observa una ligera disminución. El hecho de que la temperatura aumente estando el voluntario en reposo, no se corresponde con los hechos mencionados. En caso que el voluntario se encontrase en movimiento, sería factible una subida de temperatura. Este aumento se puede explicar mediante una transferencia de energía del entorno al paciente. La energía transferida no es calor, ya que el entorno se encontraba a una temperatura inferior como se ha mencionado anteriormente, pero sí se transforma en calor dentro del cuerpo.
2.- El aumento de temperatura del paciente también puede deberse a un aumento del metabolismo que lleva consigo reacciones químicas. El metabolismo está regulado por señales químicas y requiere energía para su funcionamiento. La energía es aportada en su mayoría por la rotura de los enlaces entre los átomos de fósforo del ATP. La energía acumulada o canalizada por la Acupirámide ha podido influir de alguna forma en la aceleración del metabolismo del paciente, lo que se traduce en un aumento del calor corporal debido al trabajo realizado.

Estudio realizado en el Rincón de la Victoria (Málaga – España) por:
Nati C. B.(Bióloga)

Pin It on Pinterest