Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Veamos que dice la ciencia y la medicina de estos dos metabolismos: el anabólico y el catabólico. Esto nos tiene que llevar a comprender definitivamente lo expuesto aquí referente al principio de la energía y sus consecuencias cuando queda depositada donde no debe estar.  

A continuación, expongo el párrafo extraído de la conferencia dada en el centro de mayores de la CAIXA en Madrid, C/Arapiles,15 por el Dr. Jaime Miguel con el título “CAUSAS DEL ENVEJECIMIENTO Y PRESERVACIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA” (Profesor del Departamento de Biología de la Universidad de Alicante y Ex Jefe de la División de Patología Experimental de la NASA, USA).

SOBRE LAS CÉLULAS:

En situaciones normales las células de nuestro organismo emplean alrededor de un 90% de su energía en actividades metabólicas dirigidas a la renovación, reparación y creación de nuevos tejidos. Esto es lo que se conoce como metabolismo anabólico. Sin embargo en situaciones de estrés esto cambia drásticamente.  

En lugar de actividades dirigidas a la renovación, reparación y creación de tejidos, el organismo se dedica a tratar de enviar cantidades masivas de energía a los músculos.

Para lograr esto, el cuerpo cambia a lo que se conoce como metabolismo catabólico. Las actividades de reparación y creación del cuerpo se paralizan e incluso el organismo comienza a descomponer los tejidos en busca de la energía que tan urgentemente necesita.  

Que el cuerpo metabolice en catabólico, explicaría la teoría que expongo: Desde mi punto de vista esto aporta luz sobre algunas de las enfermedades llamadas por la Ministra de Sanidad y Consumo  (cuando escribo esto lo es Dña. Ana Pastor) como enfermedades raras, o por algunos profesionales especialista en Reumatología como enfermedades invisibles (muy buena definición, pues la patología no se encuentra en procesos específicamente físicos, sino en el área de la nutrición energética de los llamados  Campos Bioelectromagnéticos), comentario realizado en la emisora de Radio Onda “Cero” por la ex alcaldesa de Santa Coloma de Gramanets Dña. Manuela Demadre, que padece de Fibromialgia, siendo esta una de las definiciones que le dieron los especialista que la tratan. A través de este proceso entiendo Yo que se da lo que se llama Fibromialgia; Síndrome de fatiga crónica y otros derivados. Modificando este metabolismo con la extracción de la energía estancada y aportando nueva energía, se podría solucionar, como venimos observando.

Son en estos procesos ya mencionados  donde relaciono la importancia de la relación energía – enfermedad exponiendo para todos estos casos lo siguiente:

Si el metabolismo catabólico manda el 90% de la energía a los músculos, allí no se necesita para sus funciones normales, pues los movimientos musculares se ejecutan desde el cerebro con otro tipo de impulsos eléctricos. Si este 90% de energía que está depositada, aún siendo  de muy baja diferencia de potencial (aunque a veces por sobre carga ejecutan movimientos involuntarios de los músculos y articulaciones en forma de sacudidas cuando llegan a un nivel de alto potencial) es posible que pongan en ligera tensión a las fibras musculares (no en vano la Fibromialgia es, dolor en la fibras musculares) produciendo dolores que persistirán mientras estén estas energías bloqueadas, ocasionando esta diferencia de potencial bioeléctrico en las fibras musculares.

Esta energía hay que extraerla hacia el exterior. Hemos observado una importante eficacia de  respuesta positiva con la aplicación del ACUPRESOR.

Con esto, eliminamos la acumulación energética en las fibras musculares que tantos problemas  dan a nivel de salud y calidad de Vida, llevando a muchas personas a cuadros Psicopatológicos mucho más graves. Una vez extraída la energía bloqueada, pueden ocurrir dos cosas; que se restituya con el fluir de la propia energía de la persona o que no sea esto suficiente y haya que aportarle energía externa como en los casos de fatiga crónica y otras patologías similares. Entendiendo que el organismo  puede realizar sus funciones con dos metabolismos diferentes y que cuando lo hace con catabólico envía el 90 % de la energía a los músculos. En estos casos nos queda el 10% para regenerar, reparar  y crear tejidos nuevos, cosa que se ve es insuficiente, por eso, ahora, deberíamos aportar  al organismo esa ENERGÍA que le  hace  falta y es aquí donde interviene el “Segundo Invento” la ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA. El exponerse al campo energético de ella recibimos esa Vitalidad que, como hemos venido observando en múltiples pruebas y avalan los distintos estudios realizados por empresas y profesionales de distintas disciplinas, dan veracidad de los mismos, afirmando que vienen siendo muy positivos.

Nosotros llevamos desde el año 1.999 experimentando y son ya varios miles de personas  las que han probado con resultados satisfactorios de diferentes formas y maneras.

TEORÍA APLICADA EN PERSONAS VOLUNTARIAS:

Aunque de momento no existe aparatología para medir lo que está aconteciendo en el interior de la ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA, si hemos observado lo que ocurría en su momento y sigue ocurriendo en la actualidad cuando una persona, voluntariamente accede someterse a su influencia. Vemos que sienten movimientos internos en forma de cosquilleos, distensiones musculares, relajamiento, ausencia de dolores, eliminación del estrés, mucho calor interno (a veces con mucha transpiración), mucha tranquilidad, relajación y paz interna, en muy raras ocasiones un frío intenso, viendo por nuestra parte que sus cuadros patológicos van remitiendo.

Pin It on Pinterest