Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Dra. Alicia López

Datos preliminares sobre el efecto de la Acupirámide Bioenergética.
Por el método de Bioelectrografía Computerizada (GDV)

Durante unos meses hemos realizado pruebas con D. Mario Gil, en colaboración con dos psicólogas y dos naturópatas, sobre los efectos de la Acupirámide Bioenergética en el campo bioeléctrico del ser humano. Por el momento no podemos concluir ningún efecto concreto con seguridad – a falta de un estudio bien estructurado y más largo -, si bien hay algunos resultados que aparecen con bastante claridad a lo largo de todas las sesiones de prueba.
Metodología de Estudio:
Empezamos tomando fotos de las yemas de los dedos del sujeto de estudio con una videocámara digital de efecto kirlian para tener constancia de su estado antes de someterse a los efectos de la Acupirámide.
El sujeto de estudio se coloca bajo la Acupirámide, en una habitación tranquila, durante 15 minutos. Inmediatamente después se toman nuevas fotos de las yemas de sus dedos.
Este procedimiento se ha llevado a cabo con diez sujetos de estudio, y a lo largo de varias sesiones cada uno.
La videocámara VIDEK GDV capta la energía en las puntas de los dedos, y a partir de ellos reconstruye el aura – nivel etérico – mediante programas informáticos basados en la Acupuntura (todos los meridianos energéticos terminan en las puntas de los dedos). De esta manera puede compararse con facilidad el cambio del estado inicial al del operado como consecuencia de someterse al efecto de la Acupirámide.

Resultados:
INFORME SUBJETIVO DEL SUJETO:
En general, las personas sensibles a la energía informan de sensaciones de hormigueo, manos “cargadas”, y “como un peso en la cabeza” (que indicaría la acción sobre el séptimo chakra). Estas sensaciones desaparecen tras un corto periodo de tiempo y se convierten en bienestar general.
Hay personas que no notan absolutamente nada, a pesar de que en las fotos se observan modificaciones claras.

FOTOGRAFÍAS:
En todas las personas sometidas a los efectos de la Acupirámide se han observado cambios energéticos, que en general consisten en:
1.- Aumento del nivel general – cantidad – de energía en personas sanas y sin grandes niveles de estrés emocional.
2.- Bajada del nivel general de energía cuando existen factores de estrés. Esta bajada corresponde al inicio de un proceso de desestructuración del estado energético para poder estructurarse después de manera más adecuada.
3.- Disminución de la carga energética en las áreas con exceso y aumento en las áreas con defecto.
4.- Aumento de la energía en columna y cabeza
5.- La energía en cada chakra también se modifica, cerrándose o abriéndose más el chakra, si bien aún no podemos concluir en función de qué. Suponemos que estos movimientos corresponden a reestructuraciones de la energía en función del estado de cada persona.

OTRAS OBSERVACIONES:
CASO 1:
En el caso de un sujeto con una lesión leve en la columna, cuya profesión es la danza, y que utilizó la Acupirámide durante 4 meses con algunos periodos de descanso, se obtuvieron resultados muy positivos como son:
– Notable disminución de las molestias en la zona lesionada
– Aumento de la vitalidad general, disminución del cansancio por desgaste físico
– Aumento de la fuerza muscular en la zona debilitada

CASO 2:
Mujer sometida a tratamiento farmacológico psiquiátrico, con un alto grado de estrés emocional y estado de agotamiento nervioso, refiere un aumento notable de la vitalidad y el bienestar psicológico que duró hasta el día siguiente a la exposición al efecto de la Acupirámide.

EL AGUA:
Se observa asimismo un gran aumento del campo energético del agua cargada con la Acupirámide.

Resultados obtenidos con el generador de ondas de forma “Penta”:
El armonizador energético de espacios, PENTA atrajo mi atención desde el primer momento debido a mi necesidad urgente de neutralizar la radiación del ordenador, que personalmente me agota. Desde que lo utilizo mi cansancio ante la pantalla ha disminuido y la sensación de “nube en la cabeza” desapareció. La sensación general en el despacho es de ambiente más claro y con “buena vibración”, a pesar de ser frecuentado continuamente por personas con carga emocional negativa.
También ha atraído la atención de algún cliente especialmente sensible a la realidad energética, sin que yo antes hubiera señalado su presencia en mi despacho y cuando se lo doy, pasan toda la sesión tocándolo “porque me siento bien con ello”.

Pin It on Pinterest