Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

El Dr. Peregrino y su cáncer.

Era Navidad. ¿Nos visitó Papa Noël?

Era Navidad. Papa Noel en Acupirámide Siendo las fechas de Navidad ¿Nos visitó Papá Noël?

¿Probó Papá Noël la Acupirámide?

Viajó desde Australia a Paris en avión y luego andando hizo el Camino de Santiago hasta la Catedral ¿Iba a pedirle algo al Santo buscando algún remedio para su curación?

La historia de John: Dr. en Psicología que viaja como peregrino australiano que, haciendo el Camino de Santiago se encuentra con mi hijo que lo estaba haciendo, le comenta John que pasará por Madrid, mi hijo le invita a pasar esos días en casa…  y apareció en nuestra casa.
La historia se remonta a años atrás y es la siguiente: cuando mi hijo hizo el Camino de Santiago en el año 2004, conoció a un peregrino australiano, ya mayor (65 años) y dado que días después este Señor venía a Madrid, le invitó a estar en casa, así fue, estuvo tres días. Al rato de llegar y sin preguntarle nosotros nada al respecto de su salud, pues no lo sabíamos, nos contó que tenía un cáncer. Me pregunté y me pregunto yo ¿tal vez por eso vino a ver al Santo, esperando una curación milagrosa?

Una vez nos enteramos de su enfermedad y de sus dolores, ya que este Señor voló en avión desde Australia a París y desde allí hizo los 1.200km. del Caminando de Santiago andando. Nos dijo que tenía en cáncer en una pierna, nos la enseñó y verdaderamente tenía muy mal aspecto, le faltaba masa muscular del muslo; sufría de muchos dolores, así se hizo el camino, con fuertes dolores en la pierna enferma, de ambos pies y muchas penalidades, toda la pierna la tenía muy hinchada, incluido el pie.

Tras pensármelo un rato de si debía hablarle de nuestros instrumentales o no y entendiendo por mi parte que había llegado a casa, tal vez “conducido” para encontrar lo que buscaba, le hablé de la posibilidad de ayudarle a paliar sus dolores, le pregunté si quería que le aplicara el Acupresor, me dijo que sí, se lo puse y empezaron a quitárseles los dolores. Dado que al día siguiente se iba a Ávila para ver lo referente a Santa Teresa, le dije ¿has visto como te he aplicado el Acupresor? Puedes llevártelo y mañana que tienes que andar mucho, cuando te duela, te paras y te lo aplicas.

Después de cenar y antes de acostarse, le hablé de la Acupirámide y le dije si quería probarla, me dijo que sí, aquí coloco una foto que le hice. Al día siguiente al levantarse, le pregunté ¿qué tal has dormido? me dijo que muy bien, como hacía mucho tiempo que no lo conseguía, que no le despertó el dolor y estaba muy relajado. Mi hijo lo llevó a la estación de Atocha y subió al tren camino de Ávila. Por la noche, ya de vuelta, nos llamó por teléfono y mi hijo fue a recogerlo ya que por aquel entonces, vivíamos en Boadilla del Monte (a unos 20km. de Madrid)
Nos comentó que con todo lo caminado, no le había dolido nada la pierna ni el pie y no tuvo que usar el Acupresor, que había pasado un buen día. También nos comentó que él era Doctor en Psicología.

Y que dada la experiencia vivida, quería que le proporcionásemos un Acupresor y una Acupirámide para llevársela a Australia. Al día siguiente y antes de que le llevásemos al aeropuerto, pues fuimos mi hijo y yo, la cargó en la maleta y le acercamos a Barajas. Nos intercambiamos los correos electrónicos y nos felicitamos las navidades, por cierto, verán en la foto que este hombre puede pasar por Papá Noel.

Pasado unos días, le escribí y me mandó un primer correo en francés, aunque él prefiere hacerlo en inglés que es su lengua, lo que pasa es que cuando estuvo en casa, me entendí con él en francés, dado que lo entiendo mejor que el inglés, es este:
Cher Mario Padre y Hijo: Je vous remercie pour votre email, mais especialement pour votre gentil hospitalité chez vous! Vous m’avez faits bienvennue. Je n’oublie pas votre amitié. Je suis arrivée le dernier dimanche. Je veux vous savoir que L’Acupyramid est un grand success! En Marrakesh mon jambe etais tres flexicable apres le L’Acupyramide. Ici, en Sydney, il m’aide avec le jet-lag et aussie le pressure de sangue.
John (Australia)
Traducción: Querido Mario Padre e Hijo, os quedo agradecido por vuestro correo, pero especialmente por la amable hospitalidad que he recibido de vosotros en vuestra casa. Me habéis hecho sentirme acogido con esa bienvenida. Yo no olvido vuestra amistad. He regresado el domingo pasado. Quiero hacerte saber que la Acupirámide es un gran éxito. En Marrakesh mi pierna ha estado muy flexible después de meterme en ella. Aquí en Sydney, me ha ayudado con el Jet-Lag y también en la hipertensión.

Nota: antes de volver a Australia, estuvo una semana en Marrakesh, en casa de un Médico amigo suyo, o sea, le dejamos en el aeropuerto y se dirige a Marruecos, después va a París y de allí vuelve a Australia. Por cierto, ya aquí comenta que empezó a mejorar y habían pasado tan sólo unos 10 días.

Pasado los años y aunque nos seguíamos escribiéndonos por las navidades, en el mes de octubre del 2010 recibo una invitación suya a través de la red social Linkedin y me registro, viendo que seguía vivo, le pregunto ¿cómo estás? y me contesta que está bien, le digo si quiere escribir su historia y me dice que sí. Pero como verán, es muy parco en palabras.
Esto es lo que le mandé: Toledo, 5 de octubre 2010
Estimado John: Me alegro de que te pusieras en contacto con nosotros, te voy hacer un pedido, puedes escribir tu historia de cómo y ¿para qué decidiste viajar a España y hacer el Camino de Santiago? ¿Viajaste a Santiago por alguna promesa? ¿Para obtener alguna respuesta a tu salud? ¿Cómo la encontraste? ¿Cómo fue que conociste a mi hijo y apareciste en nuestra casa de Madrid? ¿Cuál era tu estado de salud y de dolores? ¿En qué te favoreció el que yo te hablase y aplicase el Acupresor para los dolores? ¿Cómo fue tu viaje a Ávila? Dado que te llevaste una Acupirámide a tu casa de Australia ¿Cómo la has estado usando, que beneficios has obtenido en tu salud y cómo te encuentras ahora? ¿Mejoró tu calidad de vida?
Te agradezco que me escribas tu historia. Gracias. Mario Gil

Esto es lo que me contestó:
As unto: RE: historian
Dear Mario: It was a long time ago, now it seems!! In fact, six years ago, and I am free of cancer and in good health, at the ripe old age of 71! Here in India (Bangalore) for 4 years, and I like it very much. I will stay for another 3 years, I think. Yes, very happy memories of my stay in your house, and your great kindness to me. Thank you, Mario One and Mario Two. I uses the Pyramid a lot in Australia, and had it erected in my first home here in India. It raised interest as Indians are very iconscious of things more spiritual and of energy flows. I am now in a smaller place and to be honest the Pyramid is stored way as I have no room to display it.
Thank you for the invitation to write up my story of recovery, and of my trip to Spain and the Camino. I will see what I can do. Yours with a brother’s love

Esta es la traducción al español:
Querido Mario: Hace mucho tiempo, de hecho, seis años, y me encuentro libre del cáncer y con buena salud, con la avanzada edad de 71 años. Llevo en India (Bangalore) cuatro años y me gusta mucho. Creo que estaré aquí durante 3 años más. Sí, felices recuerdos de mi estancia en tu casa, y de tu gran hospitalidad hacia mí. Gracias “Mario 1” y “Mario 2”. Estuve usando mucho la pirámide en Australia, y la tuve montada en mi primera casa aquí en India. Ha levantado interés puesto que los indios están más preocupados de lo espiritual y de los flujos de energía. Ahora, en mi pequeña casa, siendo honesto te digo que la Acupirámide la tengo guardada puesto que no tengo espacio para instalarla.

Muchas gracias por la invitación que me haces a escribir la historia de mi recuperación y de mi viaje a España y el Camino. Veré lo que puedo hacer.
Con el cariño de un hermano.

 

Pin It on Pinterest