Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Sr. D. Octavio Delgado                                                                                                                 Madrid, 23 de Abril del 2.002
Con DNI nº 18.026.326
Profesional de la terapia alternativa con seis años ejerciendo como:

Profesor instructor de Yoga.
Terapeuta en las siguientes disciplinas: Shiatsu, Reiki, Quiromasaje, Reflexología podal, Flores de Bach, Naturopatía.

MAESTRO de diferentes técnicas de canalización de Energías como:
REIKI – KARUNA – ENERGÍA MAGNETIZADA – YUKIDO.

RADIESTESISTA  PRÁCTICO.

       Paso a narrar la siguiente experiencia obtenida con una paciente y la utilización de la ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA.

        Se trata de una paciente de 43 años con fuertes problemas de piel, eccemas, picores….. Durante más de cinco años va probando diferentes terapias: Médicos alopáticos, que entre otras cosas le recetan cortisona, sin ningún resultado; Médicos naturistas,  a través de dietas y productos naturales igualmente sin resultados.

Me comentó el problema; testando radiestésicamente cual es el origen de su afección da como resultado “Radiaciones geopatógenas”. También me comenta que todo su problema le surge al ir a vivir a su casa actual en la que lleva 6 años, le pido que me traiga un plano de su vivienda y confirmo radiestésicamente que el piso está perturbado.

Testo como se puede corregir y llego a la conclusión que puede ser a través de la ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA con unas  características especiales que me acaban de mostrar. Decido hacer la siguiente prueba:

Meter el plano de dicha vivienda en la Acupirámide por un período de 30 horas. Radiestésicamente la perturbación ha desaparecido; desde ese mismo día  la paciente empieza a mejorar, dos semanas más tarde prácticamente el Problema ha remitido; ya no hay síntomas de la enfermedad.

Estas han sido mis experiencias empíricas, para que así conste y dar fe.

 Fdo.: Octavio Delgado

 

 

Pin It on Pinterest