Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

La Acucamilla y la dermatitis de un bebé de 12 meses.

Nombre del Profesional:  José García Rubio

 

Especialista en Microscopio de campo  oscuro, Biomagnetismo y Bioenergética, Terapeuta del método Shec (Psicoterapia-Sincronización de Hemisferios Cerebrales y estimulación de ondas cerebrales),Terapeuta floral, conocimiento en dietética y nutrición. Curación por sistema Nervioso y tratamientos Holísticos. Actualmente en pleno desarrollo de formación para terapeutas en Biomagnetismo. TNF, Terapia complementaria.

DATOS DEL CENTRO O PROFESIONAL:
Domicilio: C/ Doctor García Torres     Nº:   Piso.:  1c            CP:    28609                        Tel.: 650044315
Población: Sevilla la Nueva                                         Provincia:   Madrid                        País: España
Nombre del Profesional: José García Rubio.


DATOS DEL PACIENTE:
Nombre: María Edad: Un bebé de 12 meses.
INFORMACIÓN:
Hola Mario, te voy a contar una nueva experiencia con la Acucamilla y con el soporte rectángulo con 2 Loqis. Mi prima es un bebé de un año. Dio la casualidad que llegué a su casa y mi tía me contó que tenía fiebre y una salida en la piel, estaba muy nerviosa. Cuando la chequeo, veo como una especie de dermatitis y la niña muy acelerada, le comenté a su mamá de trabajar con la Acupirámide.
La colocamos en la cama bajo la Acucamilla con el rectángulo y sus tres Loqis. El soporte está en dirección al norte, la parte estrecha. Estando yo a su lado noto como la Acucamilla empieza a desprender mucho calor y la niña va relajándose poco a poco, a los diez minutos la niña se queda dormida y su mamá no se lo puede creer ya que es muy inquieta y le cuesta mucho dormirla. A la media hora giro el soporte rectángulo y la parte ancha está hacia el norte. Hasta completar casi una hora de tratamiento con la Acucamilla.
Elegí el rectángulo porque eleva el sistema inmunológico y ayuda mucho al sistema respiratorio por lo menos es mi experiencia.
Yo me fui de la casa de la niña, y su mamá me comentó por la noche que estaba mejor de la fiebre y más relajada. Al día siguiente me escribió y me dijo que prácticamente no tiene ya las manchas rojas en la piel (dermatitis)
Por lo general está bien, un dato muy bueno para la mamá, es que está más relajada.
Es muy difícil trabajar con bebés y dar lo que necesitan.
Sin duda la Acucamilla y Acupirámide me ayuda mucho en mi trabajo y a nivel personal.
Y estamos hablando que solo estuvo una hora la niña.

Un saludo Mario
José García.

 

 

Pin It on Pinterest