Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

INFORME QUE PASA LA DRA. MARGARITA ESCOBAR DESDE REYNOSA (México):

                 Me da mucho gusto ponerme en contacto contigo, quedé fascinada con tu plática, el libro de tu hijo lo terminé en el camino de regreso y me pareció muy interesante, me identifiqué mucho con él, porque a mi también me gusta mucho conocer gente y viajar por todos lados.
Nada más regresar, me puse a poner en practica el tratamiento con el Acupresor y me ha dado magníficos resultados, he ayudado a tres personas con diferentes problemas y una de ellas con unos dolores insoportables que, además de mantenerla por un buen rato sin dolor, le regresa en menor grado, esta persona ha estado muy delicada de todo y por mucho tiempo, primero del pulmón, luego de no se qué tantas cosas, pero vive en un puro hueso, está súper delgada, es una señora de unos 68 ó 70 años, pero con muchos años de estar muy mal, no ha podido dejar de tomar a diario cortisona, porque son muy intensos los dolores y cuando no le sale un achaque, le sale otro.
Ahora tenía un dolor muy intenso en la ingle, en la espalda y una gastritis muy fuerte, así que desde el sábado pasado que no se podía levantar y el martes en la mañana me localizó, estaba en un grito de dolor y no podía con el, así que acudí a verla, le hice un tratamiento con el Acupresor y se lo puse por una hora y cuarto, cuando terminé de ponérselo se pudo levantar, bañarse sin tanto dolor. Al día siguiente, ya fue menor el dolor que tenía, y así sucesivamente. He estado trabajando  una hora diaria con ella y está mejor.

Tengo otro caso, el de un señor de 44 años que le dieron como mucho, 2 años más de vida, tiene un problema muy agudo del hígado y tiene días muy malos, es hermano de una muy buena amiga mía que, además tiene la Acupirámide, ella  se llama Silvia, le comenté y le presté un Acupresor para que su hermano se lo estuviera poniendo, porque ellos viven en MC Allen y no puedo ir todos los días a verlos.

Ella sigue usando su Acupirámide , además  trabaja dando Reiki y tiene mucho trabajo, con ella si vamos a moverla en Mc Allen. Ahora estoy más contenta con el Acupresor, pues veo los resultados inmediatos, no sabes cuanto te agradezco el tiempo que pasaste conmigo, me fue de mucha utilidad pues, tenía la  Acupirámide con su Acupresor y no le había sacado provecho.

       Mario, te mantendré informado de mis pacientes con alguna enfermedad grave, como es el caso que te escribí, pero además los clásicos dolores de cabeza que no han faltado en las gentes, los dolores de algún músculo contracturado.

Nuestro amigo Mario Vargas y su esposa estuvieron en mi casa la semana pasada, ella estaba muy mal y también le ayudó el  Acupresor, así que te mantenemos informado de nuestros casos.

                                                                                                                                                       MARGARITA ESCOBAR

SEGUNDO INFORME QUE ME PASA M. ESCOBAR DE EXPERIENCIAS CON EL ACUPRESOR
Te voy a contar un poco más de los tratamientos que he estado haciendo con el Acupresor.
Vuelvo a decirte que me sirvió de mucho haberte conocido y las horas que charlamos se me hicieron un segundo. He aprovechado mucho y he podido ayudar a mucha gente con el Acupresor, por cierto, la señora de 68 ó 70 años que te comenté, ya está mucho mejor. También te comenté de los problemas que padecía el hermano de una amiga (de 44 años y le habían dado 2 años de vida), se encuentra tan bien, que ya no quiere soltar  el Acupresor.

 Hace unos días yo estaba fuera de casa y de la consulta, a mi hija Maguis le dio una contractura en el cuello, me llamó por teléfono llorando pues se sentía muy mal y no se podía mover, como yo no estaba, llamé a Mario para que le ayudara y le sirvió muchísimo, claro cuando llegué, le volví a  aplicar el Acupresor y le di un masaje.

Hace unos 15 días nos juntamos a cenar en mi casa un grupo de personas, un amigo de Mario Vargas hacía dos días que no podía comer, tenía el estomago muy duro y con mucho dolor, el medicamento no le hacia efecto. Mi hermano Javier que estaba en la cena, también andaba igual y muy estresado, les di un Acupresor a cada uno y les dije como aplicárselo y al rato ya no tenían dolores.

La esposa de Mario Vargas, que es un poco escéptica, tenía un problema desde hace un tiempo con la tiroides, se dejó poner el Acupresor y se sintió mucho mejor. A la semana siguiente nos volvimos a juntar; Norma, la esposa de Mario, se veía muy bien y muy cambiada. Otro día me invitaron a cenar con unos amigos de México, y a uno de ellos después de cenar, lo empecé a ver un poco mal, le pregunté que le pasaba, y me dijo que hace mas o menos un mes había tenido un paro respiratorio y tenía mucho reflujo, le dije que si me dejaba ayudarle le aplicaba el Acupresor, y no sabes tú, el cambio que tuvo, fue sorprendente, en la reunión había más gente, a otra persona le quité un dolor de cabeza que traía, no querían que les dejara de hablar de todas estas maravillas.

Se llevaron un Acupresor y me llaman por teléfono  para agradecerme lo mucho que les ha servido.

 

Pin It on Pinterest