Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Polialgias. Múltiples dolores eliminados.

La zona del cuello y hombros me molestaba mucho al sentarme y tocar el respaldo de la silla, al cepillarme los dientes, para dormir tenía que poner la mano debajo de la almohada debido a la tirantez que notaba en toda la espalda. Cuando entré por primera vez en la Acupirámide Bioenergética, a los cinco minutos noté como se aliviaba toda la zona hasta desaparecer los dolores de cuello-hombros.
Al coger el metro pude observar que podía apoyar la espalda en el respaldo del asiento.
Volví otro día para meterme de nuevo en la Acupirámide pues, había pasado una semana muy a gusto, sin tanta tensión en la espalda. Después de entrar dos veces en la Acupirámide noté que los chasquidos y el dolor de rodilla eran cada vez menores, hasta el punto que pasaban desapercibidos, aunque de vez en cuando volvían otra vez.
Empecé a tratarme con el Acupresor, algunas veces la mejoría era inmediata, otras veces no. Otro día estando trabajando quiso darme el dolor ciático (me venía dando de tanto en tanto), me apliqué el Acupresor en ese momento (pues siempre lo llevo conmigo), luego en casa me lo apliqué varias veces más, en una semana había desaparecido y no sufrí tanto como las otras veces que me daban.
Dado mi larga historia de padecimientos, los dolores me eran muy frecuentes. Otro día, me dio un dolor muy fuerte en un hombro, el dolor bajaba por el brazo y llegaba hasta la mano, cuando otras veces me pasaba lo mismo, no podía mover el brazo. Empecé a tratar el brazo con el Acupresor y no ha sido tan doloroso ni problemático esta vez.
Un día, al levantarme y estirarme me dio un tirón, parecía que se había descolocado algo de su sitio, fue al contrario, se colocó todo en su sitio, llevo como un mes y medio sin utilizar el Acupresor porque me encuentro como una rosa, mejor que nunca. A veces cuesta creer con la rapidez que funciona.

Cándida A.

Pin It on Pinterest