Seleccionar página

OTRO CASO SEVERO DE HIPER ELECTROSENSIBILIDAD.

Hola. Me llamo Teresa y soy electrosensible en un grado bastante severo.

En estos años he aprendido (simplificando mucho), que la materia no es sólida como la vemos, si no, que nuestros átomos, moléculas, vibran continuamente formando el cuerpo que vemos.

El nivel de energía que está a nuestro alrededor, afecta al bienestar de una manera considerable.

La baja energía generada por las Geopatías, malos rollos, malas actitudes…, producen enfermedades y daña nuestro cuerpo. Cuando sucede lo contrario, los lugares sanos y de buen rollo,  generan una energía elevada y positiva. Estos  favorecen y ayudan a sanar, mantenerse equilibrado, centrado y fuerte.
Las mediciones en unidades Bovis parece que ayuda a determinar el nivel de energía de lugares, personas e instrumentos.

Hoy en día parece que el mundo que conocemos y lo que se considera vida normal de un ser humano,  es casi una constante fábrica generadora de energías negativas y de baja vibración, ya sea de manera directa o indirecta, lo que da lugar a la enfermedad, tarde o temprano. Pero por suerte, algunos de los instrumentos que se han desarrollado hoy en día para contrarrestar esto y favorecer una vida sana, funcionan de verdad.

Los instrumentos que Mario y su familia crearon y siguen desarrollando, desde mi experiencia personal, clara y significativamente, suben el nivel de energía de donde son colocados.

En el caso de un cuerpo físico y en mi caso afectado por radiaciones de diversos tipos y frecuencias provenientes de diversos aparatos y lugares, los Acucolgantes que me proporcionó Mario Gil, me suben la energía generando una especie de campo de fuerza de energía, con vibración elevada y positiva que me protegen, que impiden o dificultan considerablemente el desarrollo negativo de esas energías en mí  persona,  la actuación o la afección de mi cuerpo por las energías negativas de baja vibración como, la radiación electromagnética, microondas, etc.  Lo que da lugar a la posibilidad de mantener una mejor calidad de vida, permitiendo la regeneración y la sanación, incluso bajo condiciones de radiación constante.

Mi agradecimiento es enorme y será para siempre,  pues he probado de todo y puedo decir desde mi corazón, que realmente hacen lo que dicen que hacen, proporcionándome una gran ayuda que me permite sobrevivir.  Aunque, tu trabajo en consonancia con lo que hacen los instrumentos, es muy importante para generar un resultado ideal.

Un poco de historia con distintos modelos que fui probando hasta encontrar los Acucolgantes y puntuaciones que les doy del 1 al 10:
1.- Piedras Schungite. Con la cristalizada pude percibir su fuerte energía, pero no distinguí efectos positivos en mí (no digo que no hagan nada). Aunque se ve al ponerlo en un teléfono en plena conversación. Efectividad 4.
2.- Cristales de cuarzo. No puedo distinguir ningún efecto directo (no digo que no hagan nada). Efectividad  3-4
Los cristales y piedras parece que pudieran retroalimentarse con los Acucolgantes. Pudiera ser que los Acucolgantes reactivan o incentivan las propiedades de los cristales y piedras, porque al usarlos juntos, sí que noté mucho más efecto.
3.- 2 tipos de marcas distintas de productos diseñados específicamente para neutralizar la radiación y campos magnéticos. No noté nada. (no digo que no hagan nada). Efectividad 1.
4.- Orgonita. Tampoco noto nada directamente, pero con algunas orgonitas si pude ver el efecto en una llamada de teléfono..
5.- Acucolgantes. Tengo un Acucolgante nº 3 y dos del nº1. Los uso los tres juntos. Noto al momento los efectos en mi organismo expuesto a radiaciones.  Los efectos negativos de la exposición son mucho menos severos, disminuyendo considerablemente. Siendo para mí la diferencia enormemente significativa. Efectividad 9

Al principio, los usaba colgados en el cuello a la altura del timo, siempre sin quitármelo. Después me di cuenta que si los coloco (con una goma en la camiseta o como puedo) justo en el lugar del cuerpo que tengo más afectado, y dejándolo horas ahí, el efecto es increíblemente positivo y notable.
Al ponerlo junto con las piedras y cristales, parece aumentar el efecto positivo. Le daría un 30% más por los efectos positivos que noto en mi organismo y lo que supone eso para mí en disminución de dolor y malestar,  es un aumento de mí calidad de vida. A los Acucolgantes, como ya he escrito, les doy una Efectividad 9, porque tengo que seguir investigando la mejor manera de usarlos para sacar aun más beneficios de ellos. Aunque no sé si es justo, porque me temo que eso que me falta no depende de los utensilios, si no, de que yo pueda propiciar, impulsar y favorecer la subida de vibración que ellos proporcionan con todos los otros factores que lo condicionan desde mi fisicalidad .

¡Muchas gracias Mario, de corazón!

Teresa C.C. Agosto 2019

GRACIAS por tu testimonio. Mario Gil

Pin It on Pinterest