Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Radicales libres, envejecimiento y enfermedades, la Acupirámide los reduce.
El exceso de producción de radicales libres en nuestro cuerpo nos dañan, causando el envejecimiento y graves enfermedades.
Debemos saber que si se forma un enlace débil -donde queda un electrón sin pareja-, se forma el radical libre. Estos radicales libres son muy inestables, por lo que reaccionan con facilidad para encontrar el electrón necesario para lograr su estabilidad. Si roban un electrón a otra molécula, esta quedará inestable y se convertirá en un radical libre también. De esta forma se realiza una cascada de radicales libres, hasta que irrumpen con una célula viva.
Los radicales libres se forman en muchos procesos del cuerpo, por ejemplo por el metabolismo o por el sistema inmune para atacar virus y bacterias. Alteran el ADN, rompen las membranas celulares, inactivan enzimas, interfieren con la inmunogenicidad y provocan carcinogénesis. En relación con las enfermedades, son liberados durante la inflamación, isquemia o hipoxia de los tejidos. En un organismo saludable hay un buen equilibrio molecular entre la generación de radicales libres y de sustancias protectoras, pero si la balanza se inclina a favor de los radicales libres, los daños generales por oxidación llevan a envejecimiento prematuro. Las situaciones que estimulan la producción excesiva de radicales libres son el tabaquismo y alcoholismo; la contaminación atmosférica por carcinógenos y mutágenos; insecticidas y herbicidas; la exposición excesiva a rayos ultravioleta, los agentes químicos para procesar alimentos, y los medicamentos anticancerosos. También desempeña un papel decisivo la “contaminación mental”, es decir los pensamientos negativos que nacen de los celos, la ira, la avaricia, el odio y similares. Otros efectos se deben al estrés emocional o causado por el dolor y al uso de ciertos medicamentos.
Enfermedades que pueden producir los radicales libres
Los radicales libres son los encargados del envejecimiento. Personas menos expuestas al exceso de radicales libres envejecerán más tardíamente. Pero además, los radicales libres pueden causar enfermedades cardiovasculares aumentando considerablemente los niveles de colesterol malo, además de aumentar el riesgo de cáncer, en particular de boca, faringe y esófago. Los radicales libres también están involucrados en la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, las cataratas, la carcinogénesis, la hipertensión, la angina, la isquemia, los accidentes cerebrovasculares, la arterioesclerosis y la diabetes.
Los antioxidantes ayudan a frenar el proceso de los radicales libres.
Queda demostrado que las sesiones de Acupirámide reducen los radicales libres y aumentan los Antioxidantes.
Ver como cambian los valores del antes y después de la Investigación realizada por el Dr. Mazzuka en su clínica de Mallorca. Ver vídeos 4/6 y 6/6.

Valores Dr. Mazzuka

Pin It on Pinterest