Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Ambos son (entre otros) los establecidos en el cuerpo humano para poner en contacto el exterior con el interior (órganos, cerebro y Consciencia).

Hay un camino eferente (hacia fuera) y otro aferente  (hacia dentro) en todo el cuerpo. Un camino desde el centro a la periferia y viceversa. A través del sistema nervioso periférico podemos intervenir en el sistema nervioso central y conseguir la coordinación y regulación de las funciones del conjunto mediante una reacción global del organismo.

Sabemos que un nervio inerva y une distintos órganos y partes del cuerpo, ya sean estas internas, externas o ambas. De ahí, que cuando se realiza un masaje o tratamiento en alguna parte externa del cuerpo, este tiene una reacción refleja benéfica sobre los órganos internos que están relacionados con esa parte cutánea y muscular externa. Asimismo, que cuando un órgano interno tiene una alteración (esta puede derivar con el tiempo en patología) aparecen zonas, puntos o nudos dolorosos en la superficie, o sea, en la piel, en la cual se detectan  dolores al ejercer sobre ellos, una presión. Basado en este principio de terapia Zonal o Refleja es donde ejerce su influencia física el Acupresor, el Acucepillo y la Acuplantilla.

La manipulación y tratamiento de estas zonas externas nos lleva a conseguir mitigar el dolor, y cuando este desaparece totalmente, es cuando observamos que la parte interna se regenera o recupera al mismo tiempo. También vemos la importancia que tiene este empezar a disminuir el dolor en su vertiente psicológica, pues la persona empieza a tener confianza en el método empleado; todo ello contribuye a que la persona entre en un proceso de mejora.

¿Qué órganos se reflejan en los pies?:

Casi todos. En las zonas blandas de los pies es donde se reflejan más. En las partes duras y óseas es donde están reflejados los sistemas nerviosos, ya sea, el central  y vegetativo.

RECOMENDAMOS: Leer el libro “La respuesta está en los pies” del Dr. FREDERIC VINYES.  Editorial integral.

La medicina dice que estos trastornos son enfermedades crónicas, de causa y origen desconocidos. 

Las hay Primarias y secundarias.

Con aura o sin aura. 

Las jaquecas tienen su epicentro en la zona orbicular. 

En la cefalea de racimo el dolor coge una lateralidad de la cabeza. 

Las cefaleas de tensión empiezan en la zona frontal y va hacia arriba y detrás de la cabeza.

Habitualmente  se  repiten  con  características  clínicas  parcialmente  diferentes a las migrañas. Los mecanismos  psíquicos  son  importantes en el origen del dolor. Los ataques de este dolor de cabeza suelen afectar a la nuca o ser frontales. También aparecen otros procesos.

Mario Gil Sánchez

Pin It on Pinterest