Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Un caso de Reconexión y la Acupirámide.

Hola Mario: Paso a contarte un poco de mí experiencia con La Acupirámide.

     Dado que desde hace unos años estoy en contacto con el mundo de las energías sutiles y habiendo estudiado y practicado varias técnicas y métodos como son: el Reiki en 4 variedades; la Reconexión del Dr. Eric Pearl; Terapias con minerales, sonidos curativos (canto de armónicos, cuencos de cuarzo y tibetanos, didgeridú), radiestesia, fosfenismo, taquiones, etc.  He obtenido la Acupirámide y probado, es por eso que emito este informe.

LA ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA

    La Acupirámide ha sido y es para mí una herramienta fabulosa, ya que potencia todas las técnicas Energéticas por mí conocidas. Sabiendo que la meditación es un tema fundamental en este camino de evolución personal y como sanador de los otros y de mí mismo, por fin con la Acupirámide he podido llegar a practicar la meditación de manera rápida y profunda, llegando a estados desconocidos para mí hasta ahora.

     Es una herramienta perfecta para la práctica diaria, tanto para la evolución personal de cada uno; como para aquellos que hacen sanaciones a otros; para “limpiarse o despegarse” de las energías nocivas que pueden llegar a cogerse de los otros.

     También he notado que dentro de la Acupirámide todo es más fácil. Por ejemplo, a mí me ha ayudado a  “ver” mejor la energía, pudiendo ver como ríos de energía delante de mí cuando estoy en la Acupirámide. También es una buena herramienta para ir más rápido que en una meditación normal y así aprovechar más el tiempo; y es genial la manera de tenerla abierta y preparada para su uso, sólo en 10 segundos!!!

     He notado que, si en la habitación donde se encuentra la Acupirámide hay una energía alta, el trabajo de la Acupirámide es mayor pues, capta más energía (ejemplo, yo tengo en la misma sala unos 200 Kg. de amatista y unos 30 Kg. de cuarzo transparente). La energía que da la Acupirámide es muy asimilable por el cuerpo humano pues, a veces con algunos minerales, la sensación puede ser fuerte o desagradable.

     Tener la Acupirámide en casa es como tener el sanador en ella, es como recibir una iniciación energética cada día. Particularmente a mí, lo que me enamora de este Nuevo concepto de Pirámide es que no tiene límites,  pudiéndosele añadir tantos Acupresores o Captadores como uno quiera o esté preparado para soportar, te la puedes ir ajustando a tu medida en cada momento evolutivo en el que estés. Hasta ahora tengo el soporte geométrico del pentágono con 6 Acupresores (uno en cada ángulo, más el del centro). Ya he cursado a Mario Gil el pedido para que fabrique expresamente para mí una cuádruple Cruz, o sea, unir dos dobles cruces de 8 brazos con 2 Captadores en cada brazo: 16 + 16 + 1 del centro = 33 Captadores. (ver fotos 7, 9 y 10). Lo combinaré con la Acupirámide pequeña (Acupirés1) debajo de la silla con un Captador  y con alguna figura con varios Acupresores para dirigir mejor la energía. Cuando tenga resultados de las pruebas que realice, pasaré los nuevos resultados obtenidos.                                           Xavier S.

Pin It on Pinterest