Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Habiendo recibido D. Fernando Sánchez Dragó información de nuestra Acupirámide Bioenergética, nos escribe un @ en el mes de Julio 2016 preguntándonos ¿Cómo puedo probar esta cabina?

Entre las varias cosas que le proponemos, está el que nos podemos desplazar a su residencia soriana de Castilfrío, le pareció bien, y quedamos estar para el día 5 de Agosto. Allí nos presentamos a la hora pactada, las 16h.

Llevamos una Acupirámide modelo 7N con su antena – Acupresor “Loqi” – y otros modelos más, aunque solo se probaron el “Loqi” y la antena A-30 (10 minutos con cada una). También llevamos un microscopio de campo oscuro para que, sacando una gota de sangre de un dedo antes de entrar en la Acupirámide y otra después, se pudiera ver la diferencia de lo que ocurre en la sangre y por lo tanto en el cuerpo. He de decir que cuando nos intercambiamos distintos @, me preguntó D. Fernando ¿Cuánto tiempo se va a necesitar, dos o tres horas? Le dije que puede valer ese tiempo. ¡Sorpresa ! estuvimos 4:30 h.

Una vez pasado los 20 minutos totales de permanencia de D. Fernando dentro de la Acupirámide y preguntándole ¿Que ha notado? Contesta: Una fuerte conexión Cósmica. Yo estoy acostumbrado a meditar.

Transcurrida una media hora, nos comenta: Esta noche solo había dormido 4 horas y estaba cansado; Ahora, me encuentro con una muy buena energía y pletórico.

Dado que yo (Mario Gil) soy un lector, oyente, tele-espectador y seguidor de D. Fernando desde que escribió Gárgoris y Habidis, o sea, unos 40 años; sabiendo que tiene una muy buena biblioteca, le pido si me la puede enseñar, me dijo que sí. Más tarde, muy amablemente, así lo hizo. Nos acompañó y recorrimos toda la casa Museo y biblioteca. Disfruté viendo tantos libros por todas las paredes y lugares, para mí, fue una pasada. Durante ese recorrido se paró en un lugar y tuvo la gentileza de regalarnos a mi hermano y a mí, 3 ejemplares de sus libros (El Camino del Corazón – Soseki, Inmortal y Tigre – Dios los cría), firmados por él, había llevado yo varios ejemplares de mi casa que, también muy amablemente me firmó.  Nosotros le regalamos a su vez, una Acupirámide modelo 7N con su Acupresor.

Al despedirnos, nos acompañó al coche y dijo que, había pasado una tarde agradable viendo todo esto y que en Septiembre volveríamos a vernos para profundizar más y probar otras cosas.

Cogiendo el coche, nos volvimos por donde habíamos transitado, paré en Madrid para dejar a mi hermano y puse rumbo a Ugena-Toledo. ¡Cómo no! Habiendo pasado una tarde muy agradable con las personas que acompañaban a Fernando Sánchez Dragó y por supuesto con él. Gracias Fernando.

                                                                                                                                                                    Mario Gil Sánchez

Entrando

 

Pin It on Pinterest