Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Informe que nos manda el Dr. Osvaldo Pereda desde Cuba – Traumatólogo.

María Dolores Martínez Días, 48 años, trabajadora gastronómica (Dependiente) que labora diariamente durante 10 horas de pié. Presenta pié plano Valgo bilateral (congénito flexible), asintomático hasta hace unos 5 años en que comenzó a ser sintomático. La paciente aqueja dolor importante cuando permanece más de una hora de pie, resultando dolor intenso que requiere el uso de analgésicos al final de la jornada laboral.

La paciente fue tratada durante 2 semanas mediante la Acuplantilla. (Aplicaciones por la propia paciente mediante apoyo parcial sobre la Acuplantilla). Refiere la paciente:

“Fue maravilloso desde la primera aplicación, aunque me produjo una sensación inicial de dolor para luego transformarse en una especie de masaje que me producía un gran alivio. Cada día lo disfruto más y desearía prolongar las aplicaciones por más tiempo. No se si es coincidencia o no, pero mi mal humor al final de la tarde ha desaparecido y también la fatiga del día es mejor. El tratamiento con la Acuplantilla es como si hubiese cambiado mis pies.”

Adjunto fotos de los pies de la paciente donde se aprecia la deformidad antes referida.

acuplantilla_osvaldo1 acuplantilla_osvaldo2

Preguntas que le hago y sus respuestas:

Pregunta: ¿Mª Dolores venía padeciendo desde hacía 5 años los dolores?
Respuesta: SÍ. Los dolores comenzaron hace 5 años, primero de manera ocasional y desde hacía 2 años, de manera casi permanente, sobre todo, al final del día, al concluir su jornada laboral, al estar mucho tiempo de pie, o realizar largas caminatas.

P: ¿Los dolores son solo de los pies o también de piernas?
R: Al inicio eran solo dolores en las regiones del talón, pero luego se generalizaron a todo el pie e incluso a las piernas.

P: ¿Tomaba analgésico tan sólo al final del día?
R: SÍ. De manera general ella evitaba el uso de analgésicos por padecer de úlcera gástrica, por lo que solo lo tomaba cuando el dolor era más fuerte. Como verás esta es otra ventaja de la Acuplantilla, pues evita las molestias gástricas e inconvenientes de los Antiinflamatorios convencionales.

P: ¿En qué intensidad le rebajaba el dolor el analgésico, se le quitaba del todo?
R: No, le aliviaba, pero ella misma refiere que bien del todo, sólo se sintió después del tratamiento con la Acuplantilla.

P: ¿Sigue tomando el analgésico o ya no le hace falta?
R: Según ella, actualmente y después del tratamiento de los masajes diarios, se siente como que tiene 15 años.

P: He entendido que le has dejado que la Acuplantilla la tuviera en casa ¿Mª Dolores es una paciente del Hospital, particular o es un familiar?
R: Es una paciente de muchos los años, y por tanto, amiga de mucha confianza, por lo que le permití tenerla en casa un tiempo. En vista de su notable mejoría, ella dice que en cuanto aquí se puedan adquirir, ella será la primera en comprar la suya.

____________________________________________________________________________

Informe sobre los beneficios que he obtenido con la Acuplantilla

Madrid,31 de Octubre 2003
Hablo de mi experiencia personal, después de un año de utilizar las Acuplantillas.

Mi nombre, Pepita Parra Cabrera (enfermera) de 66 años de edad, de profesión enfermera, estuve en actividad profesional hasta los 60 años. Las cargos que desempeñé me obligaba a estar de pie los ocho horas de jornada. Aquejada de insuficiencia venosa, con varices importantes en ambas extremidades, el dolor y pesadez de piernas era frecuente, y de pies, por el sobrepeso que tengo.

El día 14 de Noviembre del 2002 comencé los masajes plantares sobre las Acuplantillas, aconsejada por D. Mario Gil Sánchez el inventor de dichas plantillas para aliviar los dolores y la pesadez a que dan lugar las varices de larga evolución.

A los primeros meses de la utilización del masaje plantar todos los días, de 15 a 20 minutos, comencé a sentir mejoría, siendo perseverante. Estamos en Octubre de 2003 y en Noviembre hará un año que las utilizo a diario, siendo el resultado positivo.

Animada por la mejoría no dejo ni un solo día de hacerme el masaje plantar sobre las Acuplantillas, moviendo los pies en todas direcciones, obteniendo el beneficio del descanso, y alivio a mis dolencias; bien es verdad que la Acuplantilla no curan las varices, pero las molestias derivadas de dicha enfermedad consigue aliviarlas.

Creo que, con la constancia se logra el objetivo del inventor de las Acuplantillas. Personalmente mi agradecimiento de todo corazón, ya que gracias a los masajes diarios con dichas Acuplantillas, me encuentro más ligera y sin dolores de piernas y pies.

Pin It on Pinterest