Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

EL SALVADOR, 24 DE AGOSTO 2007

Lizama_Logo

Rafael Lizama: Las pirámides normales y de otros materiales y en diferentes orientaciones,  sí reciben energía, y la concentran, pero en menor cantidad, te aclaro, estoy completamente seguro de las virtudes de tu “””descubrimiento”””. Fíjate que un 95% de personas que le he puesto el Acupresor, han sentido algo: cosquilleos, calor, y si es en la frente, cómo que le está despejando esa área, o está introduciéndose una variedad de energía. Es interesante.

Pero lo fantástico de tu bello instrumental, es que facilita entrar a otros niveles, y estar !!en el lugar que tú deseas!!

Mí apreciado y respetado Mario:

  Es para mí un gran privilegio escribirte, y desearte que sigas con tus investigaciones, sobre  todo, en lo referente a las ¡Vibraciones Acupiramidáles!

  Comenzaré por decirte, que soy doctor en medicina y graduado por la Universidad de El Salvador, república de El Salvador, en América central, y por lo tanto, con formación  académica, lo cual me ha dado la oportunidad de entrar en contacto con los pacientes en sus diferentes !enfermedades! aunado a esto, y desde los 15 años, he sido un ferviente investigador de diferentes disciplinas pues, me considero una persona en ¡permanente búsqueda! de tal modo, que en esa actitud, encontré tu excelente página Web, en la cual expones tus descubrimientos, y más que todo, das la oportunidad de que otros te den sus aportes, para que todo vaya en beneficio del ser humano.

Es así, que en  el año 2006, previo contacto con tu persona, adquirí tu instrumento “la Acupirámide Bioenergética” (como sé que comprendes lo que te voy a decir, es por lo que lo hago). En mi caso, no adquiero cualquier instrumento para “ver si funciona“ pues, eso es tiempo y dinero perdido, sino, que habiendo leído algunos libros de las propiedades vibracionales y otros misterios desvelados y habiéndote hecho varias preguntas que me dejaron satisfechos, es que tomé la decisión de adquirirla.

Mi experiencia desde siempre, ha sido que, con cualquier tipo de tratamiento soy el primero en experimentarlo, y en este caso, no fue la excepción, y sí te puedo testimoniar que experimenté diferentes sensaciones de las ‘’ondas de forma“ de la Acupirámide Bioenergética, tanto, en el aspecto físico, como en el mental y espiritual, de tal manera, que me sirve para las diferentes necesidades que pueda tener.

Además, una situación interesante y es la más palpable para mí, son las sensaciones perfectamente perceptibles que se entremezclan en todo y alrededor del cuerpo, además, irradia bastante energía a nivel de la columna vertebral. En fin, puedo decirte, que la estoy utilizando desde el mes de enero de este año 2007 con grandes éxitos en mis pacientes y sobre diferentes dolencias, de las cuales tendrás a partir de ahora testimonios fotográficos y manifestaciones de esos beneficios.

Sé, que hay muchos más beneficios que se pueden obtener a través del uso de la Acupirámide, que paulatinamente iré haciendo pues, la estoy aplicando en los pacientes y obteniendo grandes avances, tal es así, que como te he manifestado, he proyectado el obtener más Acupirámides para hacer un centro de “aplicación de la energía acupiramidal o la acu-energía”.

Recibe de mi parte, un saludo fraterno y que sigas con ese espíritu de ayuda a la humanidad.

Es mi deseo autorizar a D. Mario Gil Sánchez, a publicar en cualquier medio esta carta y los informes médicos que le iré enviando de mis investigaciones y logros  conseguidos en los tratamiento sobre las diversas patologías que trato con la aplicación exclusivamente de los instrumentales.

PARA QUE ASÍ CONSTE Y DAR FE.

Lizama_Sello     Lizama_Firma

 

 

Pin It on Pinterest