Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Básicamente funcionan así; cada objeto por su composición y su determinada forma se va cargando de cuantas vibraciones le van llegando, cuando llega al momento de saturación, empieza el objeto a emitir como si fuera una antena emisora, ahora, existe en ese espacio una frecuencia única e irrepetible pues, el objeto está colocado en un lugar que solo ocupa él. Esta onda o vibración se proyecta contra todo objeto y persona, esta onda puede afectar en positivo, en negativo o no afectar.

No siempre va afectar a todos por igual, puede ser que afecte de diversas formas y manera a las personas que la recibe. A algunas personas les puede afectar en su salud, ya hemos hablado de esto en Geobilogía y Vibraciones.

Esta teoría ha sido difundida por León Chaumery y André de Belizal y otros. Aquí en España por el Dr. Fco. Javier Merino de la Fuente en su libro “Radiónica, Ciencia y Magia de la Vida”. Cada día se está estudiando más pues, se viene observando una influencia importante en los seres humanos en relación con algunas patologías.

La denominación de Onda de Forma (O.D.F.) las dieron estos investigadores ya mencionados para explicar las radiaciones producidas por cuanto objeto que nos rodea.

Fueron otros dos investigadores como Albert Masón y Jacques Bersez los que desentrañaron y puesto en claro lo que son las O.D.F., afirmando lo siguiente: Las O.D.F. no existen por sí mismas, no habiendo más, que formas que vibran y oscilan según la acción de fenómenos exteriores, generalmente radiaciones cósmicas, aunque también otras con las que entran en resonancia y armonía.

Dicho de otra manera, las formas y sobre todo las geométricas, son capaces de vibrar y resonar con las ondas del espectro electromagnético, reflejar y emitir otra serie de ondas características y frecuencias, que son las O.D.F., de tal modo, que no son en sí creadas por las propias formas, sino, que son inducidas en ellas por la interacción de las ondas del citado espectro electromagnético, fundamentalmente por las cósmicas y las telúricas, sin olvidar las propias emitidas por los seres humanos.

Se sabe que:
A.- Las O.D.F. emitidas por las formas geométricas simétricas son beneficiosas y benignas.
B.- Las O.D.F. emitidas por polígonos y formas geométricas irregulares no compensadas, son nocivas y dañinas.

Los investigadores Chaumery y Belizal nos dicen que las O.D.F. son el producto de formas geométricas que captan la energía ambiente en una parte muy débil y resultante de sus combinaciones. Sobresaturadas de la energía captada, estas formas la irradian a continuación en vibraciones.

Mario Gil Sánchez

Pin It on Pinterest