Seleccionar página

DATOS DEL CENTRO O PROFESIONAL:
Domicilio: Doctor García Torres                           Nº: 1   Piso.: 1c                CP: 28609                           Tel.:
Población: Sevilla la Nueva                                            Provincia: Madrid                                     País: España
Nombre del Profesional: José Antonio García Rubio                 Colegiado nº:

Especialista en Microscopio de campo oscuro, Biomagnetismo y Bioenergética, terapeuta del método Shec (Psicoterapia-Sincronización de Hemisferios Cerebrales y estimulación de ondas cerebrales), Terapeuta floral, conocimiento en dietética y nutrición. Curación por sistema Nervioso y tratamientos Holísticos. Actualmente en pleno desarrollo de formación para terapeutas en Biomagnetismo.
____________________________________________________________________________________________________

DATOS DEL PACIENTE: Nombre: José Antonio García Rubio (Él mismo).                     Edad: 32

Saludos Mario.
Me gustaría contar mi experiencia obtenida con la Acupirámide 7N y la antena captadora A30.
Antes de probar la antena A30, me hice un testaje bio energético para poder sacar el mayor provecho al tratamiento de la antena A30.

Según mi percepción de testaje, era durante seis días, dos veces al día. En la mañana y noche sesiones de cuarenta minutos.

Dato curioso, si nos fijamos en la antena A30, lleva unos vértices o rajas en los lados, si me permites Mario le puse el nombre de vértices superiores y vértices inferiores, pues el testaje marcaba siempre por la mañana los vértices superiores y en la noche vértices inferiores.

El primer día: Como siempre se coloca la Acupirámide y pongo la antena captadora con los vértices superiores mirando al Norte, ya que empezamos con el tratamiento por la mañana. Una vez que estoy dentro y a los pocos segundos noto presión energética en mis tobillos, piernas, manos y pecho.
Empiezo a bostezar y a descargar a nivel energético, la energía sigue focalizada en dichos sitios, noto como me envuelve una manta de energía por la espalda, las sensaciones son buenas y agradables, van pasando más de veinte minutos y cada vez me siento más relajado y tranquilo. Siempre que utilizó una nueva figura geométrica o antenas, las primeras veces son de grandes sensaciones energéticas y con esta no iba ser menos ya que es una de las joyas de la corona.

En la noche vértices inferiores:
Cuando hablamos de los vértices inferiores de la antena A30, no estoy hablando de algo inferior, si no que al colocarse en dirección Norte, la sensación es que la energía es hacia arriba, son totalmente diferentes al comparar con los vértices superiores.
Una vez dentro, la energía me envuelve la cabeza de presión energética, noto corriente por mi cráneo y coronilla, en mi corazón noto como si lo estuviera presionando una mano, la sensación es rara pero me gusta.
Como pasan los minutos, noto como si fuera un hilo adentrándose en mis párpados y estirando, también lo noto en la parte de atrás occipital, temporales derecho e izquierdo de la cabeza.
La sensación del corazón va mejorando, va bajando la intensidad de presión energética. Pero en cuanto a la zona de la cabeza, es buenísimo, sigo percibiendo esa fuerza de energía.

Datos:
Hay personas que cuando cierran los ojos, ven sombras, colores rojos o azules, pues bien, yo estando dentro de la Acupirámide 7N con la antena A 30 y vértices inferiores, he de decir que esas sombras y colores se trasforman en paneles de abejas, se van abriendo y desplazando siempre al lado derecho, la verdad que esto me deja muy descolocado y no entiendo nada pero me gusta mucho la sensación que tengo.
Un vez que pasa ya el tiempo, salgo y sigo teniendo vibraciones por toda la cabeza y cuerpo.
Al día siguiente: Observación, me encuentro descansado y con energía.

Días dos de tratamiento:
Como siempre por la mañana dirección norte y la antena A 30 vértices superiores mirando al Norte, no cambia la energía sigue hacia abajo, es decir, tobillos, rodillas, manos, incluso puedo notar en la zona del abdomen, yo al compararla con los vértices inferiores me gusta más en la noche, ya que la energía la siento en la zona de arriba. Pero según el tratamiento es mejor por la mañana vértices superiores, siento que debe conectar con la tierra esa energía. Sigo bostezando y descargando a nivel energético, pero a la vez noto que me voy cargando de energía.

En la noche vértices inferiores:
Efectivamente la energía es hacia arriba, pecho, garganta, ojos, sexto chakra, corazón, y vuelvo a tener sensación de envoltorio de energía por la cabeza y espalda. Decido cerrar los ojos, para ver si ocurre lo de las láminas de panel de abejas, y pasa como más o menos de cinco a diez minutos, y no ocurre. Pero tengo otra experiencia rara. Siento que mi cuerpo está sentado debajo de la Acupirámide y me noto desplazado al lado izquierdo. He de decir que mi cuerpo está dentro de la Acupirámide, sentado en una silla, pero yo me noto desplazado al lado izquierdo, una sensación rara y agradable. Pasaron los cuarenta minutos y al salir sigo teniendo vibraciones por toda la cabeza, me noto raro pero, bien.

Observación al día siguiente: no tengo nada de cansancio acumulado.

Día 3 de tratamiento:
Las sensaciones son las mismas, la energía es hacia abajo con los vértices superiores, ya no bostezo tanto. Decir que ya no estoy tan cargado a nivel energético, se aprecia cómo la energía está focalizada en los tobillos, rodillas y en las manos se calientan. Decido girar la antena a los vértices inferiores para ver si cambia la energía y la energía cambia totalmente, sube hacia arriba, estando en la mañana. Vuelvo a girar la a los vértices superiores y la energía vuelve a bajar hacia abajo.

En la noche vértices inferiores:
Dentro de la Acupirámide 7N, y la antena A30 vértices inferiores, la energía se focaliza en toda mi cara y cráneo.

En el corazón ya no noto nada, decido hacer meditación, por si ocurre tanto lo de las láminas de abeja como el desplazamiento al lado izquierdo, pero no ocurre. Me siento tranquilo y me da por cantar mantras a nivel interno, ¿y sabes lo que noto…? Que según el mantra o la oración que recito a nivel interno, la energía va cambiando,  las sensaciones energética son circulares, escalofríos, la energía va hacia abajo como si fuera una montaña rusa de energía.

Dato, al día siguiente me siento muy bien, me testo y me sale que el tratamiento ya está finalizado.

Antes de empezar el tratamiento salían seis días dos veces al día. Hay que decir que una vez que mi cuerpo se estaba estableciendo a un nivel superior de energía acortamos el tiempo de recuperación de la terapia.

Por otro lado, también pruebo la A30 energizando el agua. Gracias que tengo el Mega Acupresor que se puede sumergir en el agua. Lo conecté a la antena A30 durante treinta minutos, ya que me gustó mucho dirección norte vértices inferiores en la Acupirámide. Cargué en esa posición el agua  también. En esta ocasión puedo decir que el agua está más fina después de treinta minutos. He probado distintas antenas y figuras geométricas, y siempre había un toque grueso en el agua. Hay un cambio utilizando este soporte en el paladar.

Notas:
En días de consulta, utilizando la antena A30, veo en mis pacientes que llegan automáticamente a una relajación muy profunda, todos los pacientes en dirección Norte vértices inferiores, me cuentan que la energía va hacia arriba, igualmente que a mí. Y dirección Norte vértices superiores, la energía va hacia abajo, igualmente que me ocurre a mí. He visto en consulta que las personas que están desconectadas de su vida o realidades o vivencias, la antena marca vértices superiores… que es hacia la tierra, intuyo que es un conector para poner los pies en la tierra.

En vértices inferiores, potencia los chacras superiores. Trabaja el sistema nervioso, ayuda a la intuición, trabaja a niveles mentales (estados de conciencia superior). Hay que seguir investigando en ese plano, estoy seguro que esta antena A 30 junto a la Acupirámide Bioenergética ayudan al ser humano y lo capacita a niveles internos y externos. Por otro lado, he decir que su diseño es muy llamativo, en la punta su forma de piña me recuerda al gran Dios Shiva.

Un fuerte abrazo Mario… muy buen trabajo….

Hemos querido hacer una muestra celular para ver cómo afecta en nuestras células. Y nos ha encantado el resultado.

Adjunto imágenes.

 

Pin It on Pinterest