Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Pesadillas, insomnio, dolores.

Hola querido Mario:

Ante todo te reitero las gracias por el estudio clínico que me has hecho, el tratamiento bajo la Acupirámide, el regalo del Acucolgante y el día maravilloso que Merche, tu hijo Mario y tú me habéis hecho pasar. Sois maravillosos, jamás lo olvidaré. Si mi testimonio puede servirte para publicarlo en tu documentación, hazlo. Hasta muy pronto si Dios quiere, te mando un montón de besos a compartir con tus seres queridos, que son también los míos.

DATOS DEL PACIENTE. Nombre: Silvia-Isabel PELGRIN FERNÁNDEZ Edad: 80 años
(13 de Enero de 1934)
DNI.: 00527—- Q. Profesión: jubilada
Domicilio: C/ Príncipe de Vergara, —  (3°E)
Población: Madrid – CP: 28016. Tel.91 344 1—-

Historial Médico: padezco asma bronquial desde 1974. Hipertensión desde 1986. En junio del 2000 me caí y me rompí las rótulas y meniscos, me fracturé el hombro izquierdo y me disloque el derecho. En 2002 tras otra caída me rompí dos cervicales, y las vértebras lumbares 4 y 5 salieron de la columna vertebral. Estuve año y medio en rehabilitación, lo que me permite poder andar pero con mucha dificultad unos pocos metros y ayudada por un andador. Para todo esto me hicieron radiografías y resonancias magnéticas. Padezco dolores en las rodillas, los hombros, y en toda la columna vertebral.

A todo esto hay que añadir que desde hace 6 años estoy en tratamiento por fibrilación auricular. Al mínimo movimiento de mi cuerpo tengo dificultades en respirar. El 20 de septiembre de 2012 ingresé en urgencias en el hospital la Princesa con un grave problema cardio respiratorio, me trataron de maravilla y me dieron de alta tres semanas después.
Mi doctora de cabecera es la Dra. doña María Cristina Jiménez del Consultorio Potosí. Y los especialistas de cardiología y neurología, a quienes veo de vez en cuando, están en el ambulatorio de los Hermanos García Noblejas calle Doctor Ezquerdo, 45. Madrid.
Todos los tratamientos para mis dolencias me ayudaron a sobrevivir. Pero tenía dolores en las rodillas, las lumbares; dolores que desaparecieron al utilizar durante varias semanas un Acupresor.

Desarrollo con las dos primeras sesiones en el mismo día de Acupirámide.
La primera sesión es con el Acupresor “Loqi” y luego otros 30 minutos con el A30.
Martes 22 de enero de 2014
Profundo estudio clínico realizado por don Mario Gil Sánchez.

Reacciones que he tenido, tras las dos y únicas sesiones de treinta minutos de Acupirámide :

Primero que, me levanto de las sillas y de la cama con mucha más facilidad y sin dolor; los mismos pasos que hago de costumbre en casa “asfixiada” por culpa de la fibrilación auricular y de la obesidad, los hago ahora sin fatiga; me encuentro con una energía increíble, casi excitación. Sin embargo, en cuanto me tumbé en la cama sobre las 21h. Me quedé dormida, me desperté a las 23 h 30 para ir al baño y me dormí otra vez hasta las 5h00. El despertar fue provocado por la necesidad de ir al baño. De costumbre, a las 2 o las 3 h. de la madrugada, ya no puedo dormir y tengo que levantarme.
Otra observación: desde muy pequeña cuando he soñado y recordado los sueños, cosa que me ocurre con frecuencia, siempre fueron pesadillas. Es la primera vez en mi vida que me despierto sin recordar ningún sueño, que siempre han sido pesadillas. Se me olvidaba, otra cosa, el día 1 de enero me di un fuerte golpe en la tibia derecha que me dolía horrores hasta la fecha y ayer al ducharme, cuando la señora que me ayuda me enjabonó, noté con sorpresa y alegría que ya no me dolía.

Pin It on Pinterest