Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Electrosensibilidad y EQM.

Recomendamos que antes de leer el informe vean este vídeo:

El caso de T. García:

Esta señora salió en un programa matinal de Antena 3 (Espejo Público, pinchar el enlace que está arriba) exponiendo cómo estaba su salud. Comentó que esta enfermedad no tenía tratamiento por la medicina alopática, aunque hacía lo que le mandaban pero, no obtenía resultados satisfactorios. Decía que su vida era in infierno, que no podía coger el teléfono fijo y ponérselo en la oreja, no podía tener un móvil, no podía estar donde haya Wifi, le afectaba las antenas telefónicas, no podía coger el metro ni autobuses y apenas podía salir a la calle. Le afectaban los cruces de las líneas Hartman y Curry que le detectó un especialista en su casa. Esta persona era muy sensible a las ondas electromagnéticas y le hacía ser un detector humano de estas ondas.

Entre sollozos pedía volver a tener una vida normal, a través del especialista en Radiestesia que le estudió el piso, me llama. Se le manda un Acucolgante Nº3, mejora algo su cuadro, pero no del todo, quedamos que venga a probar la cabina Acupirámide para ver si le puede ayudar. El día 4 de Agosto de este año (2013) pasa a probarla durante 30 minutos, al salir dice que se encuentra algo mejor y se marcha. El tiempo que estuvo con nosotros fue de varias horas.

El día viernes, 9 de Agosto la llamo por teléfono y le pregunto que cómo sigue, me comenta que bastante mejor, que el día miércoles 7 salió a la calle cogiendo transporte público y que no le afectó, anduvo por las calles y se encontraba bien, quedó con unos amigos a pasar unas horas en un parque, que se tomó una horchata y no le sentó mal, hacía mucho tiempo que ninguna de las dos cosas las podía hacer.

Que estuvo en un comercio donde antes no podía entrar por tener el establecimiento Wifi, pudo permanecer en él y no le afectó. Que ahora en su casa podía coger normalmente el teléfono fijo y ya no le afectaban las radiaciones telúricas Hartman y Curry, que para probarlo, se paraba encima de ellas y no las perjudicaba. Estaba muy contenta porque ya podía ir haciendo una vida normal.

El día Domingo 11 de Agosto vuelve a recibir la segunda sesión con la cabina Acupirámide, me vuelve a contar lo anteriormente y algunas cosas más. Se lleva a su casa una cabina Acupirámide y sigue ella aplicándose las sesiones en su casa.

El día 25 de Octubre 2013, me llama y hablamos de cómo se encuentra, me dice que bastante mejor, que su vida ha cambiado para bien, que ha empezado a trabajar a domicilio con niños, dado que ella es logopeda. Que se ha matriculado en la escuela Parasanitaria de Madrid para estudiar Naturopatía, también está recibiendo el 2º nivel de Reiki, que está muy ocupada y además, que está embarazada y por todo ello, está muy contenta. Que todos los síntomas que antes padecía, ya no los tiene.

Nota las ondas Wifi pero no le afectan con la intensidad de antes, coge para desplazarse metros y autobuses. Cuando se nota en poco desentonada, como que vas a coger la gripe, se levanta, pone el ordenador y una música relajante, se mete en la cabina Acupirámide y le va bastante bien.

Ahora, incluso puede tomar zumo de limón, antes no lo podía tomar.

Dice: Yo, la verdad es que estoy muy contenta. En ocasiones que me levanto mal y/o con dolor de cabeza, me meto en la cabina Acupirámide e inmediatamente mejoro y se me va el dolor ¡Es inmediato! Luego, y según va pasando las horas, noto que el cuerpo se va entonando.

Ahora estoy comiendo un poco de todo, antes apenas podía variar de comida. Antes me comía una patata frita y al día siguiente estaba que no podía ni moverme de dolores y malestar general, tampoco podía comer morcilla de arroz, ahora, aunque sin abusar, la puedo comer y no me sienta mal. También puedo comer un plato de espagueti, lo tolero y no me pongo mala. He mejorado bastante y estoy más despejada.

Cuando alguien me ve lo bien que me encuentro y me pregunta por lo que estoy haciendo, le comento todo lo que hago pero, lo que mejor me ha ido ha sido utilizar la cabina Acupirámide.

NOTA: Cuando esta persona me llama para venir a probar que tal le puede ir una sesión de 30 minutos en la cabina Acupirámide y dado que tengo instalado Wifi, pensé en apagarlo para que no la molestara, pero me dije, lo voy a dejar para ver si aquí nota estas ondas o no. Durante el tiempo que estuvo aquí esta persona que fue varias horas y dado que tengo varios neutralizadores montado, esto me puede servir de una confirmación más de la efectividad de los neutralizadores. Por eso, al marcharse le pregunté ¿Cómo te has sentido aquí? ¿Has notado las ondas del Wifi? Me dijo que no lo había notado, que se había sentido muy bien.

Otro caso más

Pin It on Pinterest