Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Seleccionar página

Antecedentes:

El agua es una molécula bipolar. Su átomo de oxígeno, de doble valencia negativa, y los dos de hidrógeno de valencias positivas están opuestos. Podría decirse que cada molécula de agua es un diminuto imán, con un polo positivo y otro negativo, nadando entre las demás moléculas de agua y orientándose según los campos electromagnéticos de su entorno.

El Dr. David Swcheitzer, hijo del famoso médico humanista Albert Swcheitzer, ha estudiado las propiedades del agua, y en su página de Internet realiza las siguientes afirmaciones.

Si deseamos ser científicos honestos, hemos de admitir que no conocemos plenamente qué es el agua. No está totalmente explicado por las leyes químicas o físicas. El agua tiene una especie de estructura que contiene información.

El hidrógeno y el oxígeno cuando están unidos, intercambian constantemente energía con todos los elementos con que están en contacto.

Las moléculas de agua en estado coloidal no tienen casi campo electromagnético, pero pueden ser rápidamente cargadas por algún otro elemento. Esto explica la habilidad del agua de actuar como una cinta de casete líquida, registrando información de pensamientos, sentimientos o remedios homeopáticos. (Swcheitzer, D. 1997)

El Dr. Swcheitzer ha fotografiado con microscopio electrónico cómo las moléculas de agua se juntan en racimos cuando son influidas por un pensamiento humano.

Por sus propiedades electromagnéticas el agua registra y almacena la información, por lo que consideramos la posibilidad de que almacene la energía que emite la Acupirámide Bioenergética.

Metodología del estudio:

La presente investigación, es realizada estudiando el efecto de un tipo de “pirámide” en el campo bioeléctrico, o aura del agua.

El modelo de “pirámide” estudiada es la ACUPIRÁMIDE BIOENERGÉTICA, desarrollada por los hermanos Gil Sánchez. Dicha “pirámide” difiere de las convencionales en sus proporciones y en que en su vértice es colocada una antena, denominada ACUPRESOR. El Acupresor es una varilla de acero inoxidable con una determinada forma geométrica y un tratamiento energético que lo convierte en un captador de un cierto tipo de onda de forma. Dicha onda forma, por la geometría y material constitutivo de la “pirámide”, es acumulada en el interior de la misma, afectando positivamente con sus efectos al individuo o al agua situada en su interior.

El método para medir el efecto es el de bioelectrografía computerizada, creada por el profesor ruso Konstantin Korotkov, catedrático de física de la Universidad de San Petersburgo. Consiste en un perfeccionamiento de la cámara Kirlian, que permite fotografiar el aura de objetos tales como las yemas de los dedos y gotas de agua. Con este sistema las imágenes pasan a un ordenador, donde pueden ser vistas en tiempo real, y procesadas por modernos programas informáticos que permiten un diagnóstico energético de la Imagen. Para ello utilizaremos una videocámara digital de efecto Kirlian, VIDEK GDV desarrollada por Kirlionics Tecnología International.

Estudio:

El objeto del presente estudio es hacer registrables y cuantificables los cambios en el aura o campo bioeléctrico, de una gota de agua sometida a la influencia del campo energético de la Acupirámide. El agua es introducida en un frasco de vidrio de color topacio y el frasco se coloca durante 24 horas debajo del piramidón, el cual tiene el Acupresor colocado.

Después se fotografían cinco muestras de agua del grifo, y otras cinco muestras de ese mismo agua, sometida al campo energético de la Acupirámide. Una vez fotografiadas se estudian con los programas informáticos que miden parámetros, a través de los cuales puede obtenerse la diferencia entre el primer y segundo tipo de agua.

 

kirlian_kti_agua_cuadro  Gráfica de coeficiente de forma:

1 – 5 : Muestras de agua del grifo.

6 : Media de agua del grifo

7 – 11 : Muestras de agua de Acupirámide.

12 : Media de agua de Acupirámide.

 

Aura antes de beber agua        |       Aura después de beber agua energizada

kirlian_kti_agua_antes                                                      kirlian_kti_agua_despues

 

Conclusión:

El estudio muestra un significativo incremento de un 29% en el coeficiente de forma del agua expuesta a la Acupirámide. Este coeficiente tiene que ver con el grado de expansión de la energía. Parece ser que el efecto de la Acupirámide es abrir la forma del campo electromagnético del agua. Esta forma se hace más compleja como si las moléculas de agua recibieran una nueva información.

La variación de este coeficiente es una prueba registrable de que la Acupirámide ejerce una influencia de tipo aun desconocido en el campo electromagnético de las moléculas de agua.

El efecto del agua energizada en el ser humano es similar al de introducirse físicamente en la Acupirámide Es notable la sensación de apertura del séptimo chakra, la relajación y energización general Por lo tanto es aconsejable la utilización del agua de la Acupirámide para seguir tratamientos.

En las dos imágenes siguientes aparece la medición de un campo bioeléctrico de una persona antes, y 5 minutos después de haber bebido agua de la Acupirámide. El cambio es muy notable: La energía se vuelve más uniforme, se Incrementa en un 16% en unos pocos minutos, mejorando la cantidad y calidad de energía en todos los órganos principales y en la parte inferior del cuerpo.

La percepción después de beber el agua de la Acupirámide es que el efecto es intenso y conviene ingerir agua de la Acupirámide un máximo de tres veces al día. Las tomas de agua de la Acupirámide estarán repartidas a lo largo del día, y se recomienda reposar después unos 5 minutos para integrar la energía del agua al campo energético de la persona.

Esta facilidad del uso del agua piramidal amplia las posibilidades de seguir tratamientos con la energía de la Acupirámide. Es especialmente interesante la opción de introducirse dentro de la Acupirámide una vez al día, y dos más ingerir el agua tratada. Repartiendo estas tres acciones a lo largo del día, la persona recibe la información de la energía Acu-piramidal continuamente y los procesos que inicia no se interrumpen.

Otras posibles aplicaciones del agua tratada con la Acupirámide son el riego de plantas de Jardín o agrícolas, y la energización de piscinas.

 

Fdo: Fernando Sánchez Quintana
Representante de K.T.I. para los países de habla hispana.

Pin It on Pinterest